Gringo Viejo / Carlos Fuentes
mayo 15, 2012

Ahora tenía que mantener su sentido de orientación, pues si la frontera estaba dibujada ancha y clara en el río que divide a El Paso y Ciudad Juárez, más allá de la población mexicana no había más delimitación que la distancia donde se unen el cielo y el llano sucio y seco.

Párrafo rescatado por Leo Agusto.

Gringo Viejo / Carlos Fuentes / 1985

El Horizonte Inmóvil / Marcelino Perelló Valls
noviembre 24, 2010

Al viejo Ernest y a su mar

Insignes taumaturgos nos aseveraron que el porvenir augurado en las antiguas profecías estaba por advenir.
Pero el futuro no llega. Nunca llegó.
El presente se aferra, obstinado, enloquecido, a ese pasado del que no cesa de renegar.
Inútilmente lanzamos la mirada hacia levante, en espera ilusionada del prodigio, en cada aurora. E, inevitable, sistemática, únicamente, aparece esa esfera incandescente, cegadora, de un brillo que no promete nada. Que sólo deslumbra. Una y otra vez. Canica idiota.
Y el horizonte se va obscureciendo, se va haciendo difuso, y surgen estrellas, e irrumpe la luna, tan lasciva, inalcanzable y yerma. Cada amanecer, cada atardecer. Desde hace millones y millones de años, y nosotros esperamos. Y esperaremos.
“¡No podemos quedarnos así, nomás mirando, sin hacer nada!” profirió el joven inquieto, impaciente. El viejo lo miró, con rigor y ternura: “No estamos sin hacer nada”. “¿Que carajo estamos haciendo?”
Volviendo sus ojos al horizonte, el anciano susurró: “Esperar”.

Párrafo rescatado por Marcelino Perelló.

El Horizonte Inmóvil / Marcelino Perelló Valls / Inédito