Gringo Viejo / Carlos Fuentes
mayo 15, 2012

Ahora tenía que mantener su sentido de orientación, pues si la frontera estaba dibujada ancha y clara en el río que divide a El Paso y Ciudad Juárez, más allá de la población mexicana no había más delimitación que la distancia donde se unen el cielo y el llano sucio y seco.

Párrafo rescatado por Leo Agusto.

Gringo Viejo / Carlos Fuentes / 1985

Anuncios