Casi el paraíso / Luis Spota

En esos días, que pasara tumbado en el camastro, envuelto en el áspero olor de la letrina, pudo pensar, cavilar sobre la aventura. La repasó de principio a fin. Finalmente tuvo que aceptar que él era el único responsable. “Si hubiese sido más gentil con Liz”, rememoró. En realidad habíase portado como un bellaco, ofendiendo a una mujer enamorada -y peligrosa. Era ésa, concluyó, la falla. La pequeña causa del gran efecto. Lamentaba haber sido tan torpe. “Una palabra amable y todo sería distinto”. Pero era ya demasiado tarde. Todo se hace fácil, simple, sencillo, después del error.

Casi el paraíso / Luis Spota / 1956

Párrafo rescatado por Carlos Dragonné.

There are no comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: